image

Si en tu empresa faltan resultados… están faltando conversaciones de calidad.

La empresas son redes conversacionales, nada se puede hacer sin haber tenido previamente una conversación, o como plantea Humberto Maturana , el Arte de Lenguajear.

En el libro del Génesis de la Biblia cuando se describe la creación del mundo, leemos: “y Dios Dijo…”, ante todo estuvo la palabra.

Dicho esto, cada vez que somos contratados por una empresa que no está teniendo resultados, sabemos que ahí están faltando conversaciones de calidad.

Son varias las razones que pueden llevar a un equipo a perder la calidad de sus conversaciones, la primera por ser la más habitual es registrar dónde ponemos el foco cuando surge un inconveniente.

Si el foco está puesto en el problema, inmediatamente comenzamos a buscar un culpable, nos corremos de la responsabilidad y surgen respuestas grupales del tipo…¨Faltó control¨, ¨La culpa es de la situación”, etc. desde ese lugar nos victimizamos y nos resulta imposible visualizar la resolución del problema. Una propuesta muy efectiva para salir de ese estancamiento es trabajar con Palancas de Cambios. Entrenar al equipo ante un inconveniente  a pensar en la solución, esto provoca que pongamos en marcha nuestro cerebro, la energía se transforme y finalmente se subsanen errores tomando acciones correctivas en los procesos.

Si te interesa el tema no dejes de participar de la capacitación de Comunicación Eficiente.

Compartir